Accessibilité des musées d'Angers
  • English
  • Español
  • Deutsch
Español
Share
Imprimer

Contenu

Passer le contenu

Galeria David d'Angers : Las colecciones

Portrait de David d'Angers, Dévéria

David d’Angers (Angers, 1788 – París, 1856)

Nacido en Angers en 1788 e hijo de un escultor, defensor de los valores republicanos, el joven Pierre-Jean David destaca en la escuela de dibujo de Angers. Se instala en París para la escuela imperial de Bellas Artes en 1807, donde frecuenta el taller del escultor Philippe-Laurent Roland y el del pintor Jacques-Louis David. Se presenta al concurso del premio de Roma, donde lo admiten en 1811. Pasa cuatro años en Italia, donde descubre el arte antiguo, que lo marca profundamente. A partir de su vuelta a París, en 1817, se mezcla con las corrientes artísticas y políticas de su época y se hace notar en el Salón. En 1820, al final del pago de la pensión que le había concedido el Ayuntamiento de Angers para sus estudios y a modo de reconocimiento, envía sus obras, la mayoría en forma de modelo de taller en yeso, al museo de Bellas Artes de la ciudad.
El monumento dedicado a Bonchamps, inaugurado en 1825 y, posteriormente, el del general Foy le aportan el éxito oficial. En 1826, lo eligen miembro del Instituto y lo nombran profesor en la Escuela de Bellas Artes de París. Atraído con pasión por las grandes figuras, recorre Francia y Europa para modelar los bustos de sus contemporáneos del mundo político, literario o artístico. La realización del arco del triunfo de Marsella, inaugurado en 1835, y la del frontón del Panteón, ejecutado entre 1830 y 1837, lo consagran como escultor oficial. Los pedidos afluyen y realiza unas cuarenta esculturas monumentales para diferentes ciudades francesas.
David añade a su patronímico el de Angers y, a partir de 1839, se inaugura una galería en el museo de Bellas Artes. Republicano convencido, ardiente defensor de los Derechos Humanos, se comprometió por sus escritos, la elección de los personajes que representa y su acción política. Participa en la revolución de 1848, pero debe exiliarse en 1851. Sólo vuelve a Francia poco tiempo antes de su muerte en París, en 1856.
Fue en 1984 cuando François Mitterrand, Presidente de la República, inauguró la Galería David d’Angers en la abadía Toussaint renovada.

Obras monumentales y dibujos

La obra de David d’Angers se encuentra diseminada en Francia y Europa. El gran interés de la Galería en Angers es mostrar la casi totalidad de las esculturas en forma de modelos de taller en yeso, que son la etapa preparatoria para la obra definitiva, que será de bronce colado, esculpida en mármol o en piedra. Los esbozos en yeso transmiten muy bien el pensamiento y los gestos del artista. Generalmente, se destruyen después de la realización final. David d’Angers y, posteriormente, su familia, las envían al museo de su ciudad natal. Otras obras, de mármol, terracota y bronce, a las que se añaden 3.000 dibujos, constituyen un museo monográfico completo.

En la nave se exponen 23 estatuas monumentales, Jean Bart para Dunkerque, Gutenberg para Estrasburgo… así como el magistral Marqués de Bonchamps para la tumba del General de Vandea en Saint Florent le Vieil. En la maqueta en el tercio del Frontón del Panteón se sitúan los personajes que, según David, ilustran la frase republicana «A los grandes hombres, la Patria agradecida».
En el coro, donde domina la madera, se presentan las obras de menores dimensiones y las obras de juventud. En las vitrinas se encuentran 47 estatuillas y los dibujos, que muestran la evolución del pensamiento creador del escultor.

Los bustos y medallones

En el espacio más íntimo del coro de la abadía, el entresuelo ofrece un cara a cara con las personalidades de la época romántica que conoció David.
Se exponen 44 bustos, obras preliminares a las realizaciones definitivas en mármol o bronce, de diversos materiales, como la terracota o el esbozo en yeso. La terracota, modelada por las manos del mismo David, deja entrever particularmente la envoltura de carne. De los esbozos en yeso se desprende la fuerza vital inscrita en las arrugas. La ausencia de mirada contribuye a la intemporalidad de los personajes: «es la inmortalidad lo que me envía usted», le escribe Victor Hugo.
De tamaño natural o más grandes, los personajes se representan en bustos, la mayoría de las veces sin ropa y, raramente, con el traje de época o algún accesorio significativo. Así, David se concentra en la expresión de la cara y la conformación de su cráneo manifestaba, según las teorías fisiognómicas entonces en boga, el carácter del modelo. «Así se me revela el interior del hombre. Lo físico se aclara por lo moral», escribe David a propósito del busto de Chateaubriand. En París, donde frecuentaba los salones, y en el extranjero, David hizo posar ante él a los intelectuales, políticos, hombres de letras (Balzac, Chateaubriand, Victor Hugo…), artistas y científicos, así como a algunas mujeres, personalidades eminentes cuyos trabajos y acciones marcaron la historia del siglo XIX.
Un centenar de medallones de bronce está expuesto en vitrina, retratos sobrecogedores de la generación romántica (George Sand, Rouget de l’Isle, el poeta y filósofo alemán Goethe…). La técnica de fundición en bronce de los medallones, pequeños discos que no excedían los 25 cm de diámetro, fue utilizada por David d’Angers para cerca de 550 efigies. Los personajes fueron elegidos por la amistad, por su notoriedad, por el aporte de su obra o sus acciones. Para captar lo mejor posible la psicología del modelo, David hace posar de perfil, como para las medallas y monedas. Al mismo tiempo, la invención de la fotografía modifica definitivamente la representación de la persona.
De ejecución clásica, estas esculturas muestran la voluntad de David d’Angers de dejar a la posteridad las efigies de los hombres que marcaron la historia. Todos son militantes activos de los Derechos Humanos y de la independencia de las naciones. Así, David se inscribe en esta corriente, nacida en la primera mitad del siglo XIX y que perdura actualmente.

Catálogo David d’Angers portraitiste

David d’Angers Portraitiste (David d’Angers Retratista)
(Breve catálogo de los bustos de Pierre-Jean David d’Angers conservados en la Galería David d’Angers)
Textos de Patrick le Nouëne, Catherine Lesseur y Véronique Boidard.
167 páginas, 24,00 €

Durante su vida, David d’Angers estuvo fascinado por los «grandes hombres» y se apasionó por su talento. Tuvo como modelos a ilustres poetas, literatos, artistas, compositores, arquitectos, políticos, abogados, sabios de su época, etc. La Galería David d’Angers conserva 131 bustos del escultor, de terracota, mármol, bronce y yeso. Este catálogo editado en 2010, presenta una selección y desea poner de relieve y estudiar la obra o las colecciones de David d’Angers, conservadas en la Galería David d’Angers.

Retour au contenu