Accessibilité des musées d'Angers
  • English
  • Español
  • Deutsch
Español
Share
Imprimer

Contenu

Passer le contenu

Daniel Duclaux y la fortaleza de Villevêque

Fortaleza construida en el siglo XII, el museo-castillo de Villevêque presenta las obras legadas por Marie Dickson-Duclaux en 2002 a la ciudad de Angers, para hacer un anexo del museo de Bellas Artes. Con ello, sigue la voluntad de su esposo, Daniel Duclaux, fallecido en 1999. Este último, rico industrial y experto aficionado de arte, constituyó una importante colección de obras de arte de la Edad Media y el Renacimiento.

La presentación de esta colección, con la renovación de los espacios cerrados y cubiertos, así como la apertura del parque al público, constituyen la primera fase de un proyecto de acondicionamiento que debería desarrollarse en los años venideros.

El castillo: de la fortaleza a la residencia

En el siglo XII, los obispos de Angers tienen varias viviendas en los alrededores de la ciudad. La fortaleza de Villevêque, que domina el Loir, es una de ellas. Asediada durante la Guerra de los Cien Años, se reconstruye dos veces. Pero actualmente, de este castillo, sólo queda una parte de los fosos. A mediados del siglo XV, el castillo pierde su aspecto defensivo. El obispo Jean de Beauvau hace transformar la fortaleza en una residencia agradable para vivir: se perforan ventanas y se aplican elementos decorativos a la fachada. Vendida a un terrateniente en el siglo XVI, el castillo se degrada poco a poco hasta las primeras restauraciones efectuadas en 1873. Daniel Duclaux compra el castillo y se asienta allí de 1981 hasta su muerte en 1999, instalando su colección. Desde 2004 (¿o 2003?), el lugar, que refleja todavía la intimidad del coleccionista, denso y colorido, se abre al público y presenta las colecciones de Daniel Duclaux en las salas de la planta baja.

Daniel Duclaux: un coleccionista apasionado

Nacido en Saint-Mandé, ingeniero de Artes y Oficios en 1930, Daniel Duclaux funda en 1947 su propia empresa, Électrification - Charpente - Levage (electrificación - estructura - levantamiento) (ECL), en Lille. Se casa con Marie Dickson (1911-2002), descendiente del fundador de la firma Dickson, actualmente líder mundial de la lona de persianas.

Con la curiosidad siempre despierta, Daniel Duclaux compra primero en abundancia libros de historia del arte y de literatura. Es un gran admirador de George Sand, Balzac, Colette, poetas del siglo XIX… Sus primeras compras las estimulan sus lecturas y sus numerosos viajes profesionales. El éxito de su empresa le permite compras cada vez más importantes. Se atribuye los consejos de un joven anticuario, Philippe Carlier, que se convierte en su amigo. El ingeniero - coleccionista muestra una verdadera pasión por la Edad Media y el Renacimiento.

Sus adquisiciones, que se suceden de 1950 a 1990 aproximadamente, son muy variadas y documentadas. El interés de Daniel Duclaux se dirigió principalmente hacia un periodo que iba del siglo XII al siglo XVI, con algunas compras de obras antiguas y chinas. Quedan representados todos los ámbitos de creación: mobiliario, tapicería, tejido, escultura, pintura, dibujo, grabado, miniatura, manuscrito, esmalte, loza, orfebrería… Este erudito eclecticismo ilustra bien los gustos de un apasionado aficionado.

El claustro

Desde abril de 2010, el claustro contiguo al museo-castillo ya está accesible al público.
Originalmente, el claustro no formaba parte del castillo. Las doce columnas, clasificadas Monumentos Históricos, proceden efectivamente del claustro de Elne en los Pirineos Orientales.
Fue Auguste Durel, propietario del castillo de Villevêque de 1961 a 1979 (fecha de la compra del castillo por Daniel Duclaux), el que hizo su adquisición en 1960 y las hizo instalar en el castillo, a lo largo del ala sur.

Retour au contenu