Accessibilité des musées d'Angers
  • English
  • Español
  • Deutsch
Español
Share
Imprimer

Contenu

Passer le contenu

De los Primitivos al Renacimiento, siglos XIV al XVI

Se llama generalmente Primitivos a los pintores italianos de los siglos XIV y XV hasta Rafael y Leonardo da Vinci, pero este término se aplica también por extensión a la pintura flamenca, francesa y alemana. Es una pintura casi esencialmente religiosa.
El Renacimiento, aparecido en Toscana, es un periodo de auge intelectual y humanista, que se desarrolla en los siglos XV y XVI, extendiéndose progresivamente a todo el arte europeo.

Pintura italiana y alemana (siglos XV - XVI)

El recorrido Bellas Artes empieza en la 1a planta, en una sala de la Residencia Barrault con muros de toba.
Los paneles de madera presentados aquí provienen de dos centros artísticos italianos muy importantes: Siena - obras de Segna di Bonaventura, El último Juicio; Pisano, Virgen con niño… -, que perpetúa el modelo de tradición bizantina, y Florencia - La Virgen con niño y San Juan Bautista adorando al Niño, 2 paneles de cassoni: Asedio de Cartago y Relleno de un pozo -, que muestran el interés por el cuerpo, el espacio y la perspectiva propios del Renacimiento. Una rara Crucifixión de la Escuela de Aviñón (siglo XV) caracteriza el gótico internacional.
Al final de esta secuencia, dominada por la pintura italiana, representa a la escuela alemana una obra de estilo muy diferente, pintada hacia el año 1500, La Circuncisión, atribuida al Maestro del clavel de Baden.

En el paso que lleva a la sala de la chimenea y al pequeño gabinete siguiente (finales del siglo XV), una pequeña sección está dedicada a la evocación del Retrato en Europa en el siglo XVI (obras flamencas, holandesas, francesas e inglesas), donde se lee la emergencia del retrato individual respecto a la pintura religiosa muy codificada de los siglos anteriores (obras de Benson, taller de Clouet, maestro cercano a Hans Eworth…).

El gabinete de coleccionistas

En la sala llamada «de la chimenea», siempre en la parte antigua de la Residencia Barrault, ocupada por una chimenea gótica construida hacia 1486-1493. Los gabinetes de coleccionistas se tratan en vitrinas murales o centrales, a partir de dos colecciones de objetos preciosos legados al museo. El primero, legado en 1859 por Lancelot-Théodore Turpin de Crissé (1782-1859) y el segundo, en 2003 por la viuda de Daniel Duclaux (1910-1999), tienen en común los objetos de arte de la Edad Media y el Renacimiento: marfiles, esmaltes, cerámicas, bronces, así como cuadros religiosos de Primitivos flamencos de los siglos XV y XVI: Bellegambe, Maestro de Hoogstraeten, taller de Van der Weyden…

Retour au contenu