Accessibilité des musées d'Angers
  • English
  • Español
  • Deutsch
Español
Share
Imprimer

Contenu

Passer le contenu

Siglo XVII y principios del siglo XVIII: Escuelas del Norte, Francia, Italia

"Autoportrait", Jacob Jordaens, vers 1650
"Autoportrait", Jacob Jordaens, vers 1650

En la 1a planta, pero en una parte más reciente del edificio (siglo XIX), se abre una galería dedicada al siglo XVII, donde se presentan sucesivamente las escuelas del Norte y la escuela francesa e italiana.

El Siglo de Oro, Flandes y Holanda, siglo XVII y principios del siglo XVIII

El Siglo de Oro corresponde con una fase particularmente fecunda del arte de los Países Bajos, dominada por la personalidad de Rubens.
Se responden varias temáticas:
*- En torno a Jan Brueghel el Viejo (cuya familia desempeñó un papel importante en la pintura flamenca a lo largo de todo el siglo XVII): cuadros religiosos o mitológicos, obras de Francken, Van Lint y, en particular, la obra de Hendrick Van Balen y Jan Brueghel el Viejo, El festín de los dioses.
*- En torno a Peter Paul Rubens (que fundó un taller muy productivo en Amberes): un Sileno borracho del entorno de Rubens, una gran Asunción de la Virgen de Van Thulden, alumno de Rubens, un magistral Autorretrato de Jordaens.
*- El paisaje, muy en boga en aquella época entre artistas y coleccionistas: paisajes animados de personajes en Van der Hagen, Hackaert, van Gillis o con ruinas antiguas como marco (Glauber, Breenbergh, Poelenburg), o incluso los pequeños cuadros con escenas mitológicas (Van Mieris, El rapto de las Sabinas, Verbuys, Venus y Marte), muestran un mercado del arte muy activo.
*- En una pequeña sala contigua, el tema de los Retratos, naturalezas muertas y escenas de género pretende evocar un gabinete de coleccionista flamenco del siglo XVII. Las naturalezas muertas (Van Kessel, Gillemans, Van Es, Denies) y las escenas de género (Téniers, El cara a cara o La madre difícil; Caulery, de Vos, Perro arrollado) eran muy apreciados por la gran burguesía mercantil de aquella época.

Francia: Luis XIV y la Regencia, 1643-1723

La sala siguiente corresponde con la producción en Francia, en el siglo XVII y a principios del siglo XVIII.
El clasicismo, opuesto más tarde al barroco, queda aquí ampliamente representado por dos grandes lienzos de Philippe de Champaigne, Jesús entre los doctores, y Los peregrinos de Emmaüs, así como dos bellos pendants de Nicolas Loir y obras de Stella y La Fosse.
El cuadro de Pierre Mignard y, todavía más, los de Antoine Coypel a principios del siglo XVII (Venus y Vulcano y, en particular, El Olimpo) ilustran el debate entre color y dibujo, que ve triunfar el color.

Italia en los siglos XVII y XVIII

La última sala de la primera planta trata Italia en los siglos XVII y XVIII, a través de varias corrientes artísticas o escuelas regionales.
La escuela napolitana está muy marcada por el barroco y el caravaggismo (cuadros de Fracanzano, San Pedro arrepentido, Solimena, La Anunciación; Giordano, La Virgen adorando al Niño…).
El clasicismo se expresa de diferentes maneras en los cuadros de Vanni, Mola, Agar y el Ángel, Badalocchio o Lorenzo Lippi con la magnífica Alegoría de la simulación.
Por último, está presente la escuela veneciana de finales del siglo XVIII, entre otras, con dos vedute de Venecia por Guardi y la magistral Apoteosis de la casa Pisani de Giambattista Tiepolo.

Retour au contenu